domingo, 24 de marzo de 2013

"ésta españa mía... ésta españa nuestra..."

Querer... y no poder, esa es la sensación que cada día queda patente al oír de noticias que nos escandalizan.
Con el inicio de la democracia después de un largo letargo por dicto y sentencio, nuestros políticos se apresuraron en hacer que nuestro país no fuese el rabo de europa, ahora se trabaja por la marca españa, para vender lo que debería ser más que obvio y que brillase por mérito propio: la grandeza de un país, y no me refiero a sus kms. cuadrados precisamente. Se persigue plasmar una imagen de país estable en todos sus ámbitos, hacerlo atractivo para el comercio, el turismo y lugar idóneo de inversión. Y si la memoria no me falla, hace unos cuantos años que para esos menesteres, ya nos descubrieron, entonces... porqué necesitamos un lavado de imagen...??.

Hemos perdido atractivo y credibilidad, hemos vuelto a actitudes y comportamientos de siglos pasados, donde la mentira y la picaresca escampan a sus anchas. Empezamos a sufrir una plaga de políticos ineptos para sus cargos, y ésto nada más estrenar la democracia, aunque es cierto que se consiguieron progresos para el ciudadano de a pié, claro!!, a veces, a un alto precio, ya que la tan esgrimida democracia en boca de muchos, solo ha parecido beneficiar a unos, más que a otros.

Pero al día presente, se sigue hablando de democracia con exigente determinación, y con la capa de una crisis, se sigue igual, bueno... igual no, porque a los que no ven los beneficios de la dicha, no están mal, están... peor, pero eso si, quienes se suponen están al servicio de los ciudadanos, no tienen ni sufren "la crisis". Nos siguen saliendo pillos, embusteros y ladrones, que por haberse visto legitimados por el poder, han venido a demostrar la categoría de la que carecen, y ésto, en toda esfera institucional, tanto, que se nos tiene que pedir que tengamos fe en las mismas.

La triste realidad, es que tenemos un país vendido, manipulado para salvaguardar los intereses de unos cuantos a costa de la miseria y el dolor de todos, y por otro lado... nos sobran burradas de políticos burros. Soportamos, todo el pueblo, una losa enorme sobre nuestras costillas, haciéndonos esclavos para su manutención. La balanza de nuestra democracia no está igualada, ha llegado a ser un negocio para, simplemente, vivir, y bastante bien, del mismo.

La pregunta que seguro más de uno se haría, es, y... ésto, tendría arreglo??. Si!!, aunque no exento de dificultades, lo principal, es tener el coraje democrático de exigirlo como soberano pueblo, hacernos oír incansablemente, exigir apartar de cualquier cargo público a quien mienta y robe al pueblo ¡¡a la cárcel, o al paro!!, que sufran lo mismo que cualquier hijo de vecino, nada de que les paguemos de nuestros bolsillos sus ineptitudes. Afortunadamente, cada vez más jueces están actuando, pero como consecuencia del clamor social ante tales escándalos, el clamor social, el de todos y por todos los medios posibles es lo que puede variar el rumbo de nuestra suerte como sociedad. No nos dicen que están para servir al pueblo??, pues sigamos haciéndoles oír lo que queremos, y lo que no queremos.


Juan Saura.




miércoles, 20 de marzo de 2013

Un Saludo a todos los amigos blogueros con los que he compartido tan buenas tertulias desde éste medio. Después de un lapsus bastante largo por importantes motivos de salud, quiero aprovechar ésta entrada para agradecer vuestras atenciones.
Haceros saber, que aunque no me sea posible participar en la intensidad de antaño, por aquí estaré en la medida que las fuerzas me permitan.

Mis mas afectuosos saludos y abrazos a todos los amigos....