jueves, 30 de diciembre de 2010

A esos...., Valientes.

A esos individuos........, que se sienten envalentonados, superiores, con derecho a decidir sobre vidas ajenas.

Esos, que usan su fuerza natural, sobre las más débiles e indefensos, frustrados que imponen sus deseos a golpes, de las que saben que solo harán recibirlos.

¡Qué fuertes!, ¡Qué valientes!. ¡Cuanta prepotencia!. ¡Qué guerra más fácil!.

A esos, que encubren sus personalidades ante los demás, fuera de sus casas, desatando sus más miserables instintos, contra mujeres y niños indefensos, que solo alzan sus brazos, para amortiguar la rabia del golpe, hasta quedar vencidas por el dolor físico y del corazón, por no querer comprender la situación de un malquerer.

¡Qué orgulloso ha de sentirse de su poderío!, ¡cómo domina a quien no le devuelve lo que recibe, en patente desventaja!.
Le basta una botella, o dos, o tres, de alcohol con su sabor predilecto a su bolsillo, a veces al ajeno, y armarse de valiente coraje para descargar sus frustraciones y delirios, con quienes le soportan inmerecidamente,  porque no valen para hacer o ser, lo que no son, ingratos estúpidos.  

A esos, que demuestran su valentía, con los rostros cubiertos, por la vergüenza que supondría, el ser reconocidos y descubiertos de sus hechos, y no sentir el pudor que desbataría sus fechorías  ¡Qué valentía!, ¡Cuanta osadía y destreza!.

A esos, que necesitan el apoyo y compañía de iguales, para manifestar su poder depredador, sobre personas en una sociedad pacífica, ¡Qué valientes, con armas ante quienes no las tienen!, cogiendo por sorpresa y a traición, matando. ¡Cuánto botín!  para conseguir facilmente, por ideales
despreciados, ¡Qué bravura!, para lo que no encaja en ningún sitio, ¡Valiente labor....!.

Y qué decir de esos, que se sienten henchidos de fortaleza, ante presas privadas de salud, por vejez, o por discapacidad........, qué decir de proezas tan sublimes....

Es fácil, ceder a la cólera y al obstinamiento, ante la incapacidad de hacer valer sus pensamientos y pretensiones, sin aceptar la razón que pueda cambiarlas.

Nuestra sociedad les dice a esos..... valientes:  Miserables despreciables, animales indignos de vuestro sitio en ella, sin rebajarnos a vuestra estupidez, de levantar nuestras manos empuñando maldad, imaginar si podríamos barreros a palos entre todos, privándoos de lo que priváis. Vivís entre pacíficos que detestamos las vejaciones al prójimo, lo que os sirve de provecho temporal, recibiendo el repudio de todos los que amamos la vida y respetamos la ajena, no nos acobardais, no nos escondemos de vosotros, os damos la cara aunque nos la magulléis, para recibir lo único que os podemos dar, ojos de desprecio y manos acusatorias, para apartaros de nuestras vidas, no tenéis sitio en nuestra sociedad.      


El dicho de un Sabio:

"La inteligencia criminal siempre asesina la inocencia animal".


miércoles, 29 de diciembre de 2010

2011..., año de nuestra guerra declarada, al tabaco y sus consumidores



Nuestro gobierno, ante presión, de la unión Europea, ha declarado la guerra a los fumadores, prohibiéndoles fumar en sitios públicos, aunque sea a sus puertas.

La vigencia: 00,00 horas del 2 de Enero de 2011.

Amigos fumadores y no fumadores, ya tenemos la diferenciación asegurada, la discriminación de unos hacia otros, y cada uno, con sus convincentes filosofías.
Los no fumadores, en pro a la vida sana, los fumadores, a sus derechos de libertad.

Si juntamos a ambos grupos, no sale nada en claro, pues cada uno defiende sus derechos, de modo, que, para delimitar los espacios de unos y otros, prohibición de los sí, al canto.

En mi sincera opinión, todos, tenemos derecho a escoger qué queremos y qué no, en nuestras vidas, y por lo tanto, la convivencia es un acto de concienciación obligada de todos para todos.

¿Cómo puedo respetar, en un espacio cerrado, a los que les molesta el humo del tabaco?, sin duda, cabe decir, que les estoy "imponiendo" mi opción, sin tener en cuenta sus libertades de elección, con mi humo del cigarro, puro o pipa, quemado en el ambiente compartido. Francamente, no es de justicia.

¿Pero, qué sucede con los espacios abiertos, donde el aire, difumina hasta la impercepción olfativa, dicho humo?, ¿porqué, por hallarse en el ámbito cercano de lugares públicos, ha de prohibirse?. Pues siguiendo con la franqueza, creo, que es rizar el rizo de lo absurdo.

Reitero, que en espacios cerrados, es de pura lógica, pero en espacios abiertos a la intemperie....?, por el hecho de que esté próximo a lugares públicos. Me cuesta comprenderlo, tan radical se es defendiendo una postura como la otra, y yo, no he manifestado, si mi tendencia es hacia un lado u otro, de ésta cuestión. por lo que defínaseme como, neutral, con mi respeto a ambos.

¿Qué opinan..., mis queridos lectores?, ¿Cuál es su visión, de lo "justo", de parcialidades tan obvias?.

Por un lado, tenemos "salud" , por otra, "derechos" y, por otra más, "hipocresía", de los que se están embolsando el 80% de lo que prohiben, ¡vaya! tres patas para un banco de cuatro, ¿no lo veis cojo?. ¡Ayudadme! a entenderlo.

¿No será una cortina de "humo", para entretenernos, que entre tantas subidas a todo,  el tabaco está pasando a ser un artículo de lujo, por lo que cuesta ya?, siendo el caso, que el poder adquisitivo de la inmensa mayoría de españoles, raya en los umbrales de la miseria. ¡si no se va a poder comprar ni tabaco!, ¿para qué tan incisiva prohibición....?.

Anti y pro-fumadores.....¡SALUD A TODOS LOS VIVOS!...........  



El dicho de un Sabio:



"Quien bien gane, bien gaste, pero no malgaste".